SAG

Tipologías de delitos en tiempos de CORONAVIRUS

Germán Franco Lara
Germán Franco Lara

La UIAF ha entendido por tipología “(…) la clasificación y descripción de las técnicas utilizadas por las organizaciones criminales para dar apariencia de legalidad a los fondos de procedencia ilícita y transferirlos de un lugar a otro o entre personas para financiar sus actividades criminales»; en este sentido, la identificación de nuevas formas delictuales son una herramienta para los Oficiales de Cumplimiento en su labor de identificar riesgos y estimar señales de alerta.

La  Red de Persecución de Delitos Financieros (FinCEN), en inglés  (The Financial Crimes Enforcement Network), es la agencia del Departamento del Tesoro estadounidense que tiene la misión de salvaguardar el sistema financiero de los abusos de los delitos financieros, incluido el financiamiento del terrorismo, el lavado de dinero y otras actividades ilícitas, por lo anterior, de acuerdo con los sucesos globales se encuentra revisando los posibles comportamientos ilícitos relacionados con el COVID-19 y ha observado cuatro nuevas tendencias delictivas que son:

  1. Estafas de impostores: Los delincuentes mediante suplantación de organismos como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, intentan solicitar donaciones, robar información personal o distribuir malware. En este sentido la (OMS) ha advertido que la única convocatoria de donaciones es la del Fondo de Respuesta Solidaria COVID-19.
  2. Estafas de inversión: La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) alertó a los inversionistas sobre estafas relacionadas con el COVID-19, esta comisión encontró promociones en las redes sociales y en general en la red, donde se afirma que algunos productos de empresas que figuran en la bolsa, pueden prevenir o curar el CORONAVIRUS, estas promociones por lo general toman el nombre de “informes de investigación”. Este tipo de fraudes suelen darse en pequeñas empresas donde la información pública es escasa, lo que facilita la difusión de falsa información positiva acerca de las compañías, con el fin de aumentar el valor de sus acciones, logrando la compra de estas por parte de inversionistas desprevenidos, luego los promotores venden sus acciones beneficiándose de las mismas, finalmente el precio de las acciones cae y los inversores restantes pierden la mayor parte de su dinero.
  3. Estafas de productos: La Comisión Federal de Comercio de los EE. UU. (FTC) y la Administración de Drogas y Alimentos de los EEUU (FDA) han emitido declaraciones públicas y cartas de advertencia a las compañías que venden productos no aprobados o mal etiquetados, con los cuales según estas compañías se puede tratar o prevenir el Coronavirus, sin embargo, la FDA afirma que no hay vacunas, medicamentos o productos de investigación aprobados actualmente disponibles para tratar o prevenir el virus. Los aprovechamientos indebidos generan ingentes recursos a los defraudadores, en detrimento de la salud de los incautos compradores.
  4. Abuso de información privilegiada: FinCEN ha recibido informes sobre sospechas de uso de información privilegiada relacionada con COVID-19, en este sentido es importante recordar que en Colombia un delito fuente del LA/FT, es la utilización indebida de información obtenida en el ejercicio de una función pública.

El Coronavirus, está cambiando la forma en que se comporta la gente y su percepción sobre el planeta, así como la forma de relacionarnos, esto hace que personas inescrupulosas aprovechen situaciones de incertidumbre, desinformación y miedo para lucrarse. Es por esto que debemos estar actualizados de las nuevas tipologías que aparecen día a día con el fin de analizar si nuestras empresas pueden ser víctimas o ser usadas para el lavado de activos o cualquier delito relacionado


Fuentes: https://www.fincen.gov/news/news-releases/financial-crimes-enforcement-network-fincen-encourages-financial-institutions#_ftn3