SAG

La prevención del Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo avanzan al ritmo del Covid 19.

Germán Franco Lara
Germán Franco Lara

Para el año 2019 el índice anual AML de Basilea[1], que evalúa  el riesgo de Lavado de Dinero y el Financiamiento del Terrorismo en todo el mundo,  señaló que Colombia tuvo un fuerte aumento del riesgo  LA/FT, esto aunado a la situación originada por el Covid 19, donde la crisis de la salud ha afectado de manera grave la economía a nivel mundial y los delincuentes han aprovechado las nuevas oportunidades para cometer sus delitos, situación que ha obligado a entidades como el grupo EGMONTH, el GAFI y en Colombia la Superintendencia de Sociedades a ponerse frente a los nuevos tipos delictivos derivados de la pandemia que vivimos en la actualidad.

En este sentido el Grupo EGMONTH[2] a través del equipo ECOFEL, han lanzado el curso “COVID-19 Emerging Risks, diseñado para proporcionar a las Unidades de Inteligencia Financiera orientación relacionada con COVID-19”,  en la misma línea el GAFI LAT[3], se pronunció mediante un comunicado del pasado 8 de abril del 2020, denominado “COMUNICADO DEL GAFILAT SOBRE COVID -19 Y SUS RIESGOS ASOCIADOS DE LA Y FT” en el cual expresó:

“El GAFILAT considera imperativo revisar los posibles riesgos emergentes que resulten a causa de la situación sanitaria mundial y cerrar las puertas que este fenómeno y las medidas para mitigarlo han abierto, a fin de evitar que las organizaciones criminales puedan aprovecharlo y salgan fortalecidas.”

En este documento señaló algunos hechos que se pueden considerar como riesgos de LA/FT derivados de la pandemia del COVID-19, los cuales fueron adoptados por la Superintendencia de Sociedades, encontrando entre éstos los siguientes (mayor información aquí):

  • Tráfico de medicamentos y dispositivos médicos fraudulentos, acompañado por estafas y fraudes financieros.
  • Fraudes y estafas asociados a los préstamos del Gobierno otorgados con base en la pandemia.
  • Robo de datos para cometer delitos informáticos.
  • Corrupción, como por ejemplo el pago de grades sumas de dinero por insumos médicos o bienes de primera necesidad.
  • Aumento de operaciones financieras virtuales que pueden ser aprovechados para fraudes y ciber-delitos.
  • Uso de Entidades Sin Ánimo de Lucro para la comisión de delitos relacionados con LA/FT.
  •  Teniendo en cuenta la disminución de recursos en las entidades privadas puede existir disminución o cese de actividades para la prevención de delitos relacionados con LA/FT.

Como es notorio, estos riegos no son nuevos, simplemente se hacen más evidentes por la nueva situación que nos presenta la pandemia, en este sentido es importante mencionar que  las entidades más expuestas a estos riesgos son las entidades cercanas a la salud dados los grandes movimientos de capitales representados en nuevas contrataciones que esta impulsando el Gobierno colombiano para poder contrarrestar los efectos del Covid- 19 y las nuevas necesidades en temas de salud que han hecho prósperos negocios con insumos y servicios relacionados al virus que nos aqueja.

Sin embargo el Gobierno Nacional junto con las diferentes  Superintendencias y la UIAF en el marco de las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional GAFI han brindado una serie de herramientas con el fin de blindar las entidades de los riesgos relacionados con el LA/FT, en este sentido se encuentra una gran regulación en el país en esta materia, por ejemplo se encuentra la Circular Externa 009 de 2016 “Por la cual se imparten instrucciones relativas al Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y la Financiación del Terrorismo (SARLAFT)”, la Circular Básica Jurídica 100-000005 del 22 de noviembre del 2017 “Por medio de la cual se modifica la circular externa 100-000003 del 22 de Julio de 2015 y compila las principales instrucciones generales en materia legal societaria.”, entre otras.

Es importante recalcar que las entidades cuentan con herramientas legales y técnicas para afrontar los riesgos derivados del LA/FT, sin embargo, es necesario entender que estamos llamados a pertenecer a la cultura de la legalidad, la cual nos invita a promover las prácticas de buen gobierno corporativo, lo que se podría traducir en la adopción e implementación de Sistema de Administración del Riesgo de Lavado de Activos y de la Financiación del Terrorismo.


[1]https://www.baselgovernance.org/basel-aml-index/basel-aml-index-analysis#5

[2]https://egmontgroup.org/en/content/new-elearning-course-covid-19-emerging-risks-ecofel

[3]https://www.gafilat.org/index.php/es/espanol/19-noticias/102-comunicado-del-gafilat-sobre-covid-19-coronavirus